29 sept. 2010

[ NOTA #20 ] MODALIDADES DE ESTIBA [ 3 ] OPALKA

Roman Opalka. 1965/-∞ (Detail 1-35327)
[ coincidí con Opalka durante un tiempo (;-) en París. Trabajabamos para la misma galería. Es posible que incluir este modo de archivo, de recuento del tiempo vivido, sea fruto de esa leve y sutil relación de entonces. Sin embargo el trabajo de Opalka con el paso de los años ha ido resurgiendo en mi a través de flashes inesperados. Puedo decir, así lo pienso, que también hay algo fantasmagórico, y tal vez fantasmático, en estos afloramientos del trabajo de Roman en mi ser ]
[ cierta disciplina del blanco y negro ]
> cuestiones a resolver ya > decisiones a tomar >
[ blanco y negro como espacio de ficción en la espectacularizada realidad de los media ]
[ cambiar de soporte para los dibujos de los sacos ]
[ la serie de 1 a 7 es ok con el término salario S. A. L. A. R. I. O. ( 7 ) ]
[ en lugar, en vez (tiempo y espacio), de grandes y fuertes papeles... papeles ligeros , delicados y del mismo tamaño que los sacos > cambio de escala ... de lo alterado a lo natural ]

[ en la obra de Oplaka hay también componentes de sueño, ilusión y la fuerte presencia del fantasma a través del trauma " Cuando esperaba a su esposa en un café de Varsovia y élla se retrasaba le llegó la idea de materializar la pintura del tiempo, así desde 1965 pinta líneas de números en orden creciente en óleos, con el fin de dejar una traza irreversible en el tiempo. Pinta alrededor de 380 números por día" ]

[ nota sobre Opalka ]
[ A diferencia de On Kawara, en cuya Today Series el presente ocupa una posición singular, Opalka parece interesarse mas por una representación del flujo temporal que transcurre de una manera homogénea ]
[ La concepción de su serie Infinity Paintings, o pinturas del infinito, se basa en el principio elemental de la progresión. En 1965 termina su primer cuadro, titulado 1965/-∞ (Detail 1-35327), que comienza con la cifra 1 en blanco sobre fondo negro e la parte superior izquierda para continuar sumando unidades en series numéricas superpuestas hasta alcanzar la cifra 35.327. El siguiente cuadro de la serie -Opalka concibe cada cuadro en el sentido de una cifra- enlaza con el primero con la cifra 35.328 colocada en la parte superior izquierda, y así sucesivamente.
Todos los cuadros tienen el mismo tamaño y estan pintados con la misma técnica. Opalka solo volvía a impregnar su pincel de pintura cuando las cifras empezaban a resultar ilegibles.
A principios de los años setenta Opalka decidió incrementar en un 1% de cuadro la proporción de color blanco, de modo que los fondos, inicialmente negros, terminaron siendo grises. Esta manera de proceder daba lugar, al menos teóricamente, a que las cifras de un día se fundiesen indisolublemente con el fondo blanqueado del cuadro.
Opalka acompañó cada cuadro con una grabación magnetofónica, en la que enumeraba en polaco, su lengua materna, las cifras que iban apareciendo en la tela.  Además al término de su jornada laboral realizaba un autorretrato fotográfico. En 1998 el artista, que todavia continúa trabajando sin interrupción en su serie 1965/-∞, llegaba a la cifra de cinco millones. Son mas de 200 los cuadros que documentan el constante paso del tiempo vinculado a su biografía, que en el proyecto se guarda metafóricamente para la posteridad. La acción continuada de pintar/contar, es decir, el acercamiento al infinito aludido en el titulo, establece un fuerte contraste con el envejecimiento progresivo del artista y con el hecho insoslayable de su mortalidad ]
“Arte Conceptual. Marzona, Daniel. Opalka, Roman. Pg 84″

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada