12 oct. 2010

[ NOTA #33 ] 6 SACOS_MASCARA_TRA{D}ICION_PERVERSION

6_sacos_6 = mascara (noh) tra{d}ición_perversión

[ nota del autor / estibador ]
[... pero tradere es, en esencia, etimologicamente, rendirse. (no del todo) ni en la etimo ni en la esencia: rendirse, dar algo (que deja de tenerse, uno deja de tenerlo -y la cosa ya no es del todo, puesto que su estado relacional varía en tanto su cambio de propietario, dueño, amo o usuario (un objeto que cambia de propiedad siempre lo hace en esencia de su potencial de uso / el arma que reposa sobre la chimenea como un objeto de colección)... tradere como entregar, una forma de rendición: lo que se entrega puede ser entre-tenido de una manera otra pero ya no tal como era. Podemos tener algo, la cosa, más allá de ella, es decir potenciada o infrapotenciada. La cosa ya es otra.
Hay quien entiende esta rendición o entrega, en su etimo, otra vez, como una traición, también como una tradición, paro la traición es proditio, quizá un decir, o hacer, lo que se piensa en realidad: se hace lo que uno, consciente o inconscientemente quiere o debe hacer, rendirse a la pulsión interna inevitable: es un rendirse doble porque nos rendimos ante nosotros mismos y porque entregamos lo único que de nosotros se espera: aquello que realmente nos mueve o conmueve. La traición es un momento inevitable en toda evolución, genética o cultural... civilizatoria. Es en Esencia, tal vez, la pervivencia de la tradición misma: dar lo que no se tiene... y que es, con precisión, lo que el otro quiere. Aún así, dadas estas circunstancias, siempre damos por dar... la lealtad es un camino que no lleva a ningún lugar. Como mucho a la persistencia de lo mismo indiferente y a la consolidación de los estados dados (que nos dan y damos). La amistad como aceptación casi lamentable de las apariencias está llamada a la proditio, es decir, a la traición. La amistad, al igual que el amor, no son eternos... en lo más intimo. Todos los caminos son de carne y la mascara es plena potencia de la superficie. La topología como salvación, hasta el último momento, y no más allá, de lo que somos por dentro y por fuera, los unos para los otros. Con cuarenta monedas basta. Todo es devenir, puro devenir. Mascara, por ejemplo. Diversión en la perversión. Tradición / traducción, todo perversión. ]


[ La palabra tradición tiene un sentido particular en los escritos del metafísico francés René Guénon. Con ella alude Guénon a contenidos y prácticas trasmitidos durante siglos que mantienen abierta una vía de acceso a la verdad absoluta del hombre y la relación de éste con Dios y la creación. La tradición es única para toda la humanidad, y se manifiesta de forma superficialmente distinta en los diferentes pueblos y religiones, variando según el contexto, pero manteniendo siempre intacta la parte interior o esotérica (que es inalterable e incomunicable). La cadena se rompe con la época moderna, en la que se pierde la tradición verdadera y solo persisten costumbres que no remiten a ninguna realidad trascendente, pues se trata sólo de manifestaciones físicas reproducibles, y no de realidades interiores que se externalizan a través de múltiples formas, ajustándose a los límites establecidos por la misma tradición. ]

[ tradición (del latín traditio y éste a su vez de tradere, "entregar"), en Derecho, es el acto por el que se hace entrega de una cosa, a una persona física o persona jurídica.
En muchos ordenamientos jurídicos, la tradición supone un traspaso o transferencia, y constituye un modo de transferir la propiedad, pues para que ella se transfiera no es suficiente con la celebración de un contrato (como el de compraventa), sino que hace falta algo más: un modo de transferencia. Uno de ellos se denomina tradición o traditio.
La tradición normalmente se hace mediante la entrega física de la cosa, pero también puede hacerse por medio de otros símbolos que signifiquen su puesta a disposición. Algunos ejemplos son:
  • La entrega de las llaves de un almacén donde se encuentra el bien mueble.
  • La entrega de documentos que dan derecho a recibir los bienes: albaranes, títulos valores, etc.
  • La inscripción en un registro público. ]

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada